jueves, 16 de diciembre de 2010

La mujer del niqab frente al espejo. Fotos para pensar.


Hoy me gustaría enseñarles esta foto. La tomé en Kuala Lumpur, capital de Malasia. Muestra una mujer con niqab probándose un vestido de vivos colores y una diadema frente al espejo. Otras mujeres, también con niqab, le comentan que les parece como le queda el vestido. Dos de sus hijos, vestidos de jugador de baloncesto, enredan a su alrededor.

Tomé la foto con mucho disimulo, por eso no es muy buena. El marido, un hombre corpulento y también vestido con ropa deportiva de estilo yankee, estaba al lado y me pareció que si me veía sacar fotos de su mujer podría tener problemas. Aunque podría estar equivocado.

Obviamente, la situación me llamó la atención porqué nunca me había planteado como podría ser el proceso de probarse un vestido para una mujer con niqab.

Fíjense que se trata de una mujer que intenta estar guapa, pero sin mostrar nada suyo. ¿No es esto la esencia del maquillaje?

Con esta foto empiezo una serie que lleva la etiqueta "fotos para pensar". Con ellas me gustaría iniciar una conversación entrono a las diferentes imágenes. ¿Qué les parece la situación que les muestro hoy? ¿Qué piensan?

13 comentarios:

Agustin Rueda dijo...

Es complicado,para ella estoy seguro que es un momento absolutamente normal, es así como se ve siempre. Para nosotros es una imagen, un momento, cuando menos extraño.
Las personas acostumbramos a medir nuestras penas y alegrías en función de nuestra burbuja particular, de nuestro entorno mas cercano y preciso, al resto no le echamos mas que con suerte una mirada televisiva, salvo excepciones muy minoritarias pero muy saludables que son las que al final mueven el mundo, lo mezclan y lo agitan.
Seguro que para ella es un momento feliz delante de ese espejo, lo que no quita que alguien pueda mostrarle algo mejor.

ercanito dijo...

Es muy complejo entenderlo para nosotros. En el mismo momento que tratamos de descodificar la situación estamos extrapolando, y por tanto formulando unas hipótesis que irían perdiendo sentido a medido que cruzamos la frontera entre lo oriental y occidental.

A mí me da lástima que tengan que vivir así, aunque puedan llegar a sentir orgullo por ello.

Me gusta la iniciativa.

frikosal dijo...

A mi me parece muy buena la foto Jordi, la escena dice y sugiere muchas cosas. La solución al enigma yo no la se, los dos comentarios me parecen buenos. Recuerdo en un hotel en Turquía, un hotel del lujo todo hay que decirlo, se podía entrar en un parque acuático anexo, con toboganes etc. Allí había una chica vestida de arriba abajo con un vestido de plástico azul para que no se le viera un milimetro de piel, y hubiera sido una buena foto que desde luego no me atreví a intentar. Aquí hay gente que desde otra religión gustosamente volverían a una situación parecida, por cierto.

la desanchá dijo...

Me parecen atinados los tres comentarios, es difícil juzgar acertadamente desde fuera, pero no deja de chocar que ellos puedan adoptar costumbres extranjeras, infieles, si les conviene, pero ellas bien tapadas y bien sujetas. A menudo se dice que las mujeres en esa cultura son menospreciadas, consideradas casi nada, indignas de compararse con el varón. Yo creo que también se las teme. Si no son nada, a qué tanta sujección, tantas precauciones; no sea que se espabilen y se les suban a las barbas...

La verdadera revolución, la salida de la Edad Media, la deberían protagonizar ellas. Ah, si esas mujeres despertaran...les saltarían al cuello. Pero para eso aún podrían faltar siglos. Muchas de ellas son su propio enemigo.

Josep Fábrega Agea dijo...

Aún recuerdo el fuerte impacto que me produjo ver a las mujeres saudíes vestidas de negro de arriba a abajo , algunas incluso con una especie de máscara de cuero.
Me impacto más pues estaban en el aeropuerto de Ishtambul.
Hace poco un ciudadano paquistaní me confesó que en su pueblo y en su família una mujer no cuenta mucho más allá de una vaca. Se quedo tan ancho , como si hablara del tiempo.
Yo empalidecí pero no sé si se me notó.

Jordi Busqué dijo...

Fíjense que se trata de una mujer que intenta estar guapa, pero sin mostrar nada suyo. ¿No es esto la esencia del maquillaje?

MartinAngelair dijo...

Hala, Jordi,...

...qué comentario te acabas de marcar!!!



Fantástico!



(sinceramente, no pensaba que te conocías tanto a las mujeres,...:)




Por otro lado, el espejo y la presencia de almas mientras te vistes y maquillas,...para mi, también es fundamental.






Besos y buenas noches.

RAFA PÉREZ dijo...

Yo voy a ir un poco más allá y me atrevo a especular.
Cuando nos miramos en un espejo solemos encontrar una imagen distorsionada de nosotros mismos, sabemos vernos o mirarnos de la mejor manera posible. Luego las fotografías demuestran lo feos que somos en realidad. A la mujer le debe pasar algo parecido, no recibe su imagen real sino que imagina como le gustaría verse o más aún, ha aprendido a ser coqueta con todas las impedimentas de su cárcel de tela.

treeHugger dijo...

Estando en Suiza, un par de madres jugaban en el parque con sus hijos. De repente las dos madres se apresuraron a taparse la cara con un pañuelo. Porquè? pense yo. Al instante aparecieron sus maridos...

Que me cuenten despues que se tapan la cara porque ellas quieren. Con plena libertad. Un Cuerno!

De todas maneras aqui pasa algo parecido en la playa, con lo bien que esta uno sin bañador...

Xavi Piera dijo...

Me parece una imagen excelente y nada fácil de realizar...
En estos momentos es cuando puede mucho más el botón disparador que las consequencias posteriores...No la encuentro nada forzada y si el marido hubiera aparecido en primer plano hubiera sido un fotón...me imagino que le pasa como a mí, cuando tenemos una excelente pensamos que hubiera pasado si....
De la presencia de la mujer en el Islam, prefiero hablarlo en un bar con unas cañas...

JC dijo...

Muy buena foto, Jordi.

Situación curiosa, y sin entrar en disquisiciones religiosas o culturales, me recuerda un poco a lo que pasa aqui en Munich todos los veranos.

Es un destino muy popular para gente con dinero del Golfo Pérsico. Ellos vienen con pantalones cortos, sus gafas de sol y sus camisetas americanas, un poco raperas y ciertamente horteras. Algunos se traen el coche y se van a correr por las autopistas alemanas que en algunos tramos no tienen límite de velocidad.

Ellas, con niqab negro, de los pies a la cabeza... pero si uno se fija, dejan entrever unas sandalias plateadas de Chanel, pantalones de licra ajustados, alguna joya en el tobillo o bolsos de varios miles de Euros.

Está claro que se arreglan para ellas mismas o sus maridos, para nadie más.

Alguien me contaba que en un vuelo internacional en el que volaba desde Arabia Saudí, en cuanto cerraron las puertas la mitad del pasaje femenino se levantó y se destapó.

Menudo rollo, yo quería decir que buena foto.

MónicaPiquero dijo...

Desde luego has inaugurado esta sección con una foto que da mucho que pensar. Aunque yo no creo que ella no esté mostrando nada suyo, con el niqab sus ojos están al descubierto y en una mirada puede haber tanta belleza como en un cuerpo desnudo. En cuanto al tema del maquillaje y hablo desde mi propia experiencia, uso kohl para los ojos, que se usa desde la Edad de Bronce, y lejos de esconderlos pretendo destacarlos, que cuando alguien me mire a la cara, sean mis ojos donde decida quedarse. ¿No creeis que esto se aleja bastante del concepto de esconderse del que hablabas?.
Por tanto, mi personal y humilde conclusión, no puedo mirar con mis "gafas" de occidental, lo que ocurre en esa escena sin caer en cierta "injusticia" por desconocimiento. Y no todo el mundo que se maquilla, pretende esconderse.

Marco Ansaloni dijo...

Bueno Jordi, aqui podriamos adentrarnos en largas reflexiones sobre la condicion de la mujer a otras latitudes. En la foto seguramente ella intenta resultar atractiva segun lo poco que le pueden conceder sus costumbres. Es muy probable que lleve ropa intima de altisima calidad y sexy. Las prendas a la vista seguro que tambien son de calidad. Como bien dices Jordi, nada es suyo, todo es ficticio, como un bonito disfraz que intentas arreglar al maximo. Ahora bien...se mira al espejo intentando ser la mas guapa que pueda para la ocasion, como cualquiera de nosotros. Desde nuestro punto de vista pueden tener problemas psicologicos pero su entorno es esto, rodeada de mujeres que visten igual y que viven bajo estrictas normas....
Frikosal, puede que tengas razon pero prefiero pensar en lo mucho que las mujeres de nuestra entorno han obtenido luchando por su dignidad, con el apoyo de muchos hombres y de una sociedad que viene de pensamientos abiertos y donde por suerte la religion y el estado van paralelos pero no juntos. gracias a la Ilustracion!