lunes, 28 de mayo de 2012

Viaje a Donegal, Irlanda. Primera parte. Los acantilados de Slieve League.


En el extremo noroeste de Irlanda se encuentra Donegal, uno de los mayores condados del país y el más remoto. Gracias a esto último, las aglomeraciones de turistas son todavía algo desconocido, y visitar Donegal ahora es equivalente a lo que fue conocer los lugares más populares de Irlanda hace varias décadas.


La naturaleza de Donegal es antigua, de aspecto prehistórico. Su geología nos cuenta historias de un pasado glacial. La muestra más evidente son los profundos surcos que recorren la superficie de las grandes rocas que afloran por doquier. Son cicatrices producidas por antiguos glaciares que, avanzando por su superficie como un guillame, dejaron su firma durante las múltiples glaciaciones del último millón de años.

La vegetación es de crecimiento lento, pero muy resistente.

En esos periodos Donegal parecía Groenlandia, pero hoy en día el clima es templado. Estos últimos días lo he estado recorriendo, y les voy a contar algunos de sus encantos en una serie de entradas.


Hoy voy a comenzar con el lugar que me ha parecido más espectacular desde el punto de vista de naturaleza: Los acantilados de Slieve League.  Sliabh Liag -su nombre en gaélico, que significa la montaña gris-, se encuentra entre los acantilados más altos de Europa. Su punto más elevado alcanza los 600 metros sobre el Atlántico, casi el triple que los famosos acantilados de Moher.

A diferencia de los lugares más conocidos de Irlanda, cuando uno llega a la parte superior de Slieve League, es posible que no haya nadie más en el lugar. Cuando yo llegué, únicamente había una pareja de ciclistas y media docena de excursionistas que admiraban la furia del océano desde la seguridad de un mirador instalado sobre las rocas.


Al ver la posibilidad de caminar hasta las distintas cumbres -y siendo yo poco resistente a este tipo de tentaciones-, me decidí a intentarlo. En tan solo 15 minutos de caminata me encontraba rodeado de enormes rocas que parecían haber llegado hasta allí gracias a algún cataclismo.

Aquí me tienen. Si la foto fuera en blanco y negro, ¿les parecería un explorador?

Desde algo más arriba uno puede ver a lo lejos, pero no llega a verse un final. Me he prometido a mi mismo regresar con mi tienda de campaña en otra ocasión. Me gustaría ir avanzando día a día, hasta donde se pueda llegar.

Realmente existen pocos lugares en Europa donde uno pueda mirar hacia el horizonte y no ver más que naturaleza intacta.

 ¿Saben lo que es esto? Pista: dicen que en Irlanda hay dos por persona.

Nota: Si lo desean, ya pueden leer la segunda parte: La isla de Arranmore.

12 comentarios:

pasosypedales dijo...

!Esa oveja parece un plumero gigante!
Donegal tiene regusto irlandés por los 4 costados: su nombre, el verde atlántico, el cielo esperando romperse en mil pedazos, el temperamento del viento, el mar agitado. A veces los paisajes valen más que mil palabras.
Estoy deseando ver el resto del viaje...

Daniel dijo...

Me apunto el destino para este verano o el que viene. Hecho de menos respirar, y parece que ahí se puede. Además me dejaré la pinta en casa, ya que viendo a la oveja deduzco que no sirve de nada.

Marc dijo...

La verdad, dan ganas de ir para allá. Es cierto que en Europa cada vez es más complicado encontrar lugares así.

MartinAngelair dijo...

...

Con acantilados que caen súbitos sobre el océano, desiertas playas de arena, paisajes que le dejarán perplejo, excelente marisco y acogedores y tranquilos pubs, Donegal le obliga a relajarse, a tomárselo con calma, y admirar las vistas.

...


Esto está sacado del primer enlace que nos propones.





Y como frase perfecta, una de las tuyas: Desde algo más arriba uno puede ver a lo lejos, pero no llega a verse un final.



(No me extraña que quieras volver,...es más que apetecible,... :)




Slieve League/ Sliabh Liag.-

Se merece este nombre tan bonito.





Besos.
B.N.C.J.

Jordi Busqué dijo...

Pasosypedales, la verdad es que la pobre no sabía por donde mirar...

Jordi Busqué dijo...

Daniel, harás bien. El verano es genial para visitar Donegal.

Jordi Busqué dijo...

Marc, efectivamente. Donegal conserva todo esto gracias a que está algo más aislada que el resto del país. Es un premio para el viajero exigente, que quiere algo más auténtico.

Jordi Busqué dijo...

MartinAngelair, las palabras a veces sugieren más que la fotos, ¿verdad?

lucasvallecillos dijo...

Un lugar mágico que desconocía. Y la foto de la oveja, fantástica con las melenas al viento

Jordi Busqué dijo...

Lucas, muchas gracias. Te recomiendo el lugar totalmente. Es una zona muy especial.

JR Álvaro González dijo...

Slieve League es uno de los pocos lugares elevados desde el que no he sentido vértigo, sino deseos de asomarme.

Un abrazo.

Jordi Busqué dijo...

Caray JR, no sabía que tuvieras vértigo. Pues mira que estos acantilados son casi los más altos de Europa... Gracias por tu visita y comentario.