jueves, 27 de mayo de 2010

La isla de La Palma de día

Con la excusa de asistir al congreso Fotonature, en la isla de La Palma, recientemente he estado en las Canarias. No había estado con anterioridad y tengo que decir que he quedado impresionado. Aunque tiene algunos pueblos muy bonitos, destaca sobretodo su naturaleza. Por eso en esta entrada omitiré todo lo referente a aquellos. Cuando tenga preparada la galería en mi web, que incluirá fotos de los Homo sapiens que ahí viven, ya les avisaré.

Mares de nubes al anochecer y de buena mañana.

La isla de La Palma destaca por la tremenda elevación del Roque de los Muchachos, que aunque con sus 2426 metros se quede muy por debajo de los 3718 metros del Teide, se puede considerar la más abrupta por ser una isla mucho menor -hay incluso quien dice que podría llegar a colapsar! Como saben, todas las Canarias son volcánicas y la Caldera de Taburiente es la marca más destacada en este sentido dentro de la isla de La Palma.

El litoral está casi tan bien conservado como el de la Península. Me refiero a la península de Kamchatka. ¿Qué suponian?


Mares de agua.

Mientras disfrutaba de los mares de agua -y de los de nubes- y paseaba impresionado por los tremendos bosques de pino canario (Pinus canariensis), constantemente iba mirando el cielo buscando indicios que me dijeran si la noche sería despejada.

Los fabulosos bosques de pino canario.

A estas alturas seguro que ustedes ya saben porqué me interesan los cielos despejados, ¿verdad? El lugar prometía mucho en ese sentido. Como sabrán, las fabulosas condiciones atmosféricas del Roque fueron aprovechadas para instalar un conjunto de observatorios de primer nivel mundial, creando el Instituto de Astrofísica de Canarias.

Como fotógrafo que fue astrofísico, me hizo mucha ilusión ver el Gran Telescopio de Canarias que, con un espejo primario segmentado de 10.4 metros de diámetro, es el mayor telescopio de una sola apertura del mundo.


Aquí me tienen, un liliputiense junto al GranTeCan.

A última hora de la tarde la luz era fantástica gracias a la intervención de la niebla.

La niebla captura las últimas luces de la tarde en el observatorio del Roque de los Muchachos.

Pero esto que era tan bonito también podía enviar la noche al garete si la niebla continuaba subiendo. Así que yo iba renegando a la vez que felicitándome por tener tan buena luz.

Pero seguro que sospechan que si he llamado a esta entrada "La isla de La Palma de día" es porqué probablemente pronto les hable de como es de noche.

Nota1: Recuerden que tienen hasta el próximo lunes 31 para enviar sus respuestas a la Quinta Jornada de nuestra liga que no es de fútbol.

Nota2: Hoy ha salido la segunda parte del artículo sobre Paisaje Astronómico que Manel Soria y yo hemos escrito para Quesabesde.com.

8 comentarios:

MartinAngelair dijo...

Muchas gracias.





Besos; B.T.C.J.

frikosal dijo...

Estupendas fotos, esos mares de niebla se forman también en Tenerife y me encantan. La naturaleza en las Canarias es preciosa, a ver si puedo visitar La Palma.

Recuerdo una tarde con cielos despejados, en la que usted y servidor fuimos a fotografiar tarántulas, pero después de cenar el cielo estaba nublado. Y dijo: "No te preocupes, si se ha tapado rápido, se destapará rápido". Ese optimismo siempre me ha maravillado. Pero se despejó jeje.

RAFA PÉREZ dijo...

Grandes recuerdos, grandes fotos.

Jordi Busqué dijo...

MartinAngelair, muchas gracias a ti!

Jordi Busqué dijo...

Frikosal, me acuerdo de sus fotos de Tenerife (muy buenas). El optimismo hay que llevarlo siempre en el maletín!

Jordi Busqué dijo...

Rafa, el frío que pasamos valió la pena! :-)

Andres dijo...

Grandes fotos! ahora si que tengo ganas de ir a visitar las islas.

Jordi Busqué dijo...

Gracias Andres, merece la pena de verdad ir a las Canarias.