martes, 18 de enero de 2011

Viaje a Laponia finlandesa. El bosque que no se acababa nunca y la envidia de los otros animales. Segunda parte.

Viene de la primera parte.

Debido a la época del año y a la elevada latitud, amanecía muy tarde, anochecía muy temprano y el Sol no subía mucho en el horizonte, ni siquiera al mediodía. Los crepúsculos parecían eternos, pero cuando finalmente acababan yo no podía dejar de envidiar al resto de animales, capacitados como estaban para aguantar las noches a la intemperie.


Ni al mediodía el Sol sube demasiado sobre el horizonte.

Observaba a los renos escarbar en la nieve para alcanzar los líquenes de los que se alimentan, y me daba cuenta de su capacidad para adentrarse en aquellos paisajes de bosques infinitos, sin necesidad de llevar la comida ni tampoco abrigo, cubiertos como estaban por su denso pelaje.

La mayoría de renos tienen miedo de las personas, pero con este pasé mucho rato y al final nos hicimos amigos. Aquí me enseñaba como se hace para conseguir líquenes para comer.

Nosotros los humanos, por tener manos y un cerebro mejor, pagamos el precio de una mayor debilidad de nuestros cuerpos tal y como vienen de fábrica. A parte de ser pésimos atletas comparados con la mayoría del resto del reino animal, no estamos preparados para vivir en la intemperie, al alcance de los elementos meteorológicos, cosa que me hace especial rabia ya que muy a menudo, al contemplar paisajes como estos me entran ganas de lanzarme a explorarlos sin equipaje.

Los eternos crepúsculos de Laponia en invierno.

Así pues, mi cerebro me aconsejó buscar una cabaña para pasar la noche. Por suerte, en esa época del año fue muy sencillo encontrar una cabaña entera, con cocina y sauna privada, toda para mi disfrute y comodidad. Acostumbrado como estoy a viajar de forma austera, me sentí como un rey, rodeado de lujos y comodidades. Me felicité por la situación inesperada en la que había terminado, cenando caliente y viendo nevar por la ventana.

Vista sobre un lago helado que había junto a mi cabaña.

Continuará...

15 comentarios:

David Álvarez dijo...

Unas fotos brutales!! Los paisajes y las luces son espectaculares, me imagino que en esa época y a esa latitud al oscurecer disfrutarías también de las auroras boreales.
un saludo

PD: Sigue en pie la oferta de un local en Asturias (gratis) si quereis organizar un taller de paisaje nocturno

frikosal dijo...

Yo he sentido muchas veces esa envidia de los (otros) animales. También de algunas personas que tienen mucha más resistencia que yo. Y usted ándese con cuidado que ya me imagino donde dormía normalmente.

Déjame decir que algunas personas, incluso en las ciudades, tienen una forma física envidiable y pueden correr distancias que pocos animales igualarían, los lobos tal vez. Vi una carrera por la montaña y era impresionante verlos bajar corriendo, hombres y mujeres, por sitios en los que yo tengo que apoyarme con las manos. También los escaladores, con ayuda de muy poca técnica consiguen cosas extraordinarias. Les admiro mucho.

Josep Fábrega Agea dijo...

Crec que fora bo que en clicar les fotos un hipervincle enviés a la mateixa foto a la seva pàgina web on es podria apreciar en tota la seva dimensió i bellesa.
A blogger aquest procés és molt senzill de fer , esclar que llavors s'han depujar les fotos dues vegades,
Per a fer justícia a les fotos crec que els blocs de natura haurien de tenir un format d'una sola columna el que permetria posar fotos a pantalla completa o al 75 %.
Hi ha plantilles de blogger per això molt efectives.
Potser el Sr. Buendia podria donar un cop de mà en aquest sentit en una futura sessió formativacom activitat de Celistia.
És un suggeriment que espero no molesti però molt sovint trobem blocs de fotografia amb disseny estructural de blocs personals i la veritat les fotos no s'aprecien prou.
La meva opinió personal es que per apreciar bé una fotografia de natura la mida horitzontal ha de moure's entre 640-800 px.
Potser això i coma vendre fotos a stock images, com promocionar-se també podria ser motiu d'una propera jornada de formació: les diferents possibilitats de mostrar els nostres treballs a Internet i com promocionar-los i/o vendre'ls.

Espero no haver-me ficat on no em demanaven només vull ser constructiu i admiro la feina formativa que heu encetat, crec que les jornades de formació Celístia podrien continuar en aquest sentit ja que són temes molt ignorats al món delsl fotoblogers i fotògrafs

MartinAngelair dijo...

Yo siento envidia de otro 'animal' cada vez que le leo,... :)




Creo que esa cabaña estaría estupenda en muchas de tus ocasiones.






Buenos días.
B.

Jordi Busqué dijo...

David, muchas gracias. Finlandia tiene sus atractivos para cada época del año. En esa época la aurora ya era un poco justita, sobretodo porque todas las noches estaba nublado. En otro post ya explicaré qué épocas son las mejores para observar este tipo de fenómenos.

Respecto al local en Asturias te lo agradezco muchísimo! En breve te escribo para comentártelo.

Jordi Busqué dijo...

Dr. Frikosal, je, je, Vd ya conoce mis costumbres. Yo también envidio a muchos deportistas, ya me gustaría a mi estar tan en forma como algunos.

Jordi Busqué dijo...

Josep, et comento més en detall el que em dius. Ara estic liadíssim! Escric desde un ciber a les tantes!

Jordi Busqué dijo...

MartinAngelair, sí que soy un animal, sí. Más de lo que crees.

Josep Fábrega Agea dijo...

Gràcies de totes formes. Disfruta, tu que pots!

igniszz dijo...

Justamente estos dias estoy mirando un viaje a Laponia, y el tema de las auroras boreales es una guinda muy apetecible. Quería hacerte algunas consultas al respecto, así que espero ansioso esas futuras entradas.
Suerte con el taller, o mejor dicho, suerte con la meteo, porque el taller no puede estar en mejores manos.

Jordi Busqué dijo...

Igniszz, Laponia es una de las mayores maravillas naturales del mundo. La ventaja de esta es que la tenemos relativamente cerca.

Si quieres escríbeme un mail y te comento esas consultas.

El Taller pinta muy bién, la meteo promete cielos despejados.

Andrés dijo...

No sé si leerás este comentario, pero tus entradas de Finlandia me encantan. Tengo una atracción especial por el norte.

Jordi Busqué dijo...

Andrés, sí que lo leo y te lo agradezco.

merike dijo...

Lapònia no és Finlàndia;)
Un dia potser veus el meu pais en estiu? Salutacions des de Hèlsinki!

Jordi Busqué dijo...

Merike, ja imagino que a l'estiu deu ser molt diferent, pero és que a l'hivern ja em va agradar molt. Espero tornar-hi més d'un cop, tant de bo per veure les quatre estacions.