viernes, 11 de junio de 2010

¿Se puede vivir de otra forma? "Cinc anys a la selva de la Guaiana"


Como muchos de ustedes saben, a menudo me rondan por la cabeza pensamientos relacionados con abandonar la civilización occidental para irme a vivir a la montaña, o a algún otro lugar, lejos del mundanal ruido (*). Tengo cierto interés por personas que lo han intentado en el pasado y ya antes les he hablado de alguno de ellos.

Hace unos días que terminé de leer el libro "Cinc anys a la selva de la Guaiana" de Carles Santasusagna. Cuenta lo que, citando al autor, "nunca quiso ser una experiencia sino una alternativa de vida con caracteres tan definitivos como la vida diaria de cada uno". Él y su novia, Lydia Bilbao, se marcharon de una civilización occidental que no les decía nada.

Sólo les diré que al final, una de las frases que mejor me muestran su lucha fue: "La épica solo tiene buen sabor en el pasado". Pese a este final, el libro contiene innumerables muestras de los buenos momentos que pasaron a orillas del río Mataroni.

Si lo desean pueden ver este breve documental del que fueron protagonistas en 1988, que muestra su día a día.

De hecho, Carles sigue en la Guayana -Lydia no sabemos dónde fue a parar- y acaba de publicar su tercer libro "Una granja a la Amazònia". Me da la sensación que está recorriendo la historia de la humanidad.

Me enteré de la existencia de este señor gracias al programa de Toni Arbonés en Catalunya Radio "Els viatgers de la Gran Anaconda". Este programa, tras ganar repetidamente el premio al mejor programa de la radio en Catalunya, fue primero trasladado a la madrugada del domingo y luego finalmente eliminado de la parrilla. Supongo que era demasiado bueno para este país de envidiosos y chanchulleros. La cuestión es que muchas semanas, Carles intervenía vía telefónica desde el pueblo más cercano al carbet -su casa sin paredes de la selva-, dónde iba de vez en cuando para comerciar.

No hace mucho -fin de año de 2006- apareció, esta vez en persona, en el programa de Toni Arbonés, aprovechando una visita a Barcelona. Si lo desean, pueden escuchar la entrevista (**).

Además de contar un montón de cosas interesantísimas, comenta que "Cinc anys a la selva de la Guaiana" fue un éxito editorial, pero que su segundo libro "Estimats animals" fue un fracaso de ventas, pese a que era "el bueno". Yo ya lo acabo de encargar.

(*) ya he podido experimentar algo sobre cómo se vive en la selva y prefiero la montaña.
(**) en la lista busquen el programa del 31/12/2006

23 comentarios:

RAFA PÉREZ dijo...

Si alguna vez tomas la decisión, deja alguna indicación, aunque sea en clave, para tener un lugar más que visitar y disfrutar del cielo, porque de lo que no tengo ninguna duda es que el lugar escogido tendrá unos cielos impresionantes.

Jordi Busqué dijo...

Así lo haré, Rafa. No vas desencaminado con lo de los cielos, je, je.

frikosal dijo...

Mmmmmm mejor que hoy yo no diga nada

Jordi Busqué dijo...

Dr. con las horas que Vd. pasa brincando por la montaña ya se puede decir que medio vive allí.

MartinAngelair dijo...

Oh Jordi!


...se te iba a echar muchísimo de menos,...en serio.




Después ya me alegraré por ti,...pero ahora, no puedo dejar de sentir incluso tristeza.



(...y ojalá te aburras!...)





Mañana, o pasado mañana, a ver si puedo desearte lo mejor,...como mereces.






Besos.
B.D.C.J.

Paco Amor dijo...

Es posible que esta forma de vida pudiera parecer cosa de excéntricos, pijos insatisfechos u otra fauna urbanita (que a más de uno he conocido planeando pastorear un rebaño de caña de azúcar en Groenlandia, por ejemplo). Pero lo cierto es que aún existen rincones asequibles y no tan lejanos; al menos en lo geográfico. Solo se convierten en inalcanzables cuando se suman las renuncias, tan largas como kilómetros, y cada una de ellas se hace más dolorosa: El cine, el sofá, los chatos con los amigos, la misa de domingo, el blog...
Creo, de verdad, que disponemos de selvas y montañas al alcance de una bicicleta, y si acaso estuvieran deterioradas, siempre tenemos la posibilidad de reinventarlas con paciencia, trabajo, y renunciando a tantas incomodidades por las que hoy trabajamos, pagamos y sufrimos.

Desde mi selva, atentamente:

Paquito.

nomesploraria dijo...

Voy a encargar los dos ahora mismo.

Jordi Busqué dijo...

MartinAngelair, no necesariamente desapareceria de la faz de la Tierra y para siempre!

Jordi Busqué dijo...

Paco Amor, me alegro de que tengas tu selva particular. A mi, muchas de las renuncias de que hablas me parece que ya las he hecho hace tiempo de forma voluntaria y alegre.

Jordi Busqué dijo...

Dr. Només, es Vd. muy decidido. Espero que le gusten! Uye bastante de las heroicidades y ofrece una visión muy realista de la selva.

frikosal dijo...

Mmmm, si Vd. supiera.
En fin, solamente rogar que no sea muy lejos su exilio y a tal efecto ya le he estado buscando un lugar. Un día quedamos para verlo, no se si le va a gustar.

Jordi Busqué dijo...

Dr., ¿es aquello que me dijo que encontró y estuvo a punto de despeñarse?

A ver que día me lo enseña.

JC dijo...

Yo no he hecho en mi vida muchos viajes exoticos, pero uno de los considero especiales fue una semana a la Guayana Francesa (y encima pagado por la empresa, desde alli se lanzan satelites con el cohete europeo Ariane).

Mientras todo el mundo lo consideraba horrible, yo aprovechaba los ratos libres y me lo pase en grande persiguiendo y haciendo fotos a murcielagos, ranas, polillas de un palmo, monos aulladores, loros, aguties, ibis escarlata, etc.

Vivir alli? Como digo siempre, una temporada, bien, toda la vida... no se yo.

Un saludo e interesante entrada!
JC

Jordi Busqué dijo...

Caramba JC, ¿así que trabajaste en Kourou? ¿Qué "ingenierabas" si puede saberse?

Andres dijo...

¡Impresionante! Desde reltivamente pequeño la vida solitaria alejada de la civilización me ha atraído mucho, pero a medida que me hago mayor, mi misantropía va decreciendo y se me plantea más tentadora una vida simple, parcialmente autosuficiente, pero con contacto habitual con la sociedad, por razones no sé si egoistas o para servir de ejemplo. De todas maneras, creo que como casi todos mis proyectos e ideas, se convierta en un sueño utópico no realizado. Ya veremos cómo acaba.
Gracias por compartirlo.

JC dijo...

Je, je, estuve en 2006 en Kourou, invitado a ver un lanzamiento de Ariane 5. Me lo pase en grande, aunque me volvi a Europa sin ver el lanzamiento tras varios aplazamientos... Una espina que tengo clavada y que espero algun dia poder sacarme.

Un saludo.
JC

Jordi Busqué dijo...

Gracias a ti, Andrés.

Jordi Busqué dijo...

Muy interesante tu experiencia, JC. Lástima del aplazamiento, claro, pero igualmente me hubiera gustado ver todo aquello.

igniszz dijo...

De joven me apasionaba los libros de supervivencia, en especial los de Rüdiger Nehberg, unas experiencias emocionantes, en la comodidad del sofá.

Jordi Busqué dijo...

Igniszz, a parte de en el pasado, la épica también sabe bien en el sofá, je, je.

reinaldo armas dijo...

si piensas tomar esa decisión de alejarte de todo rastro de civilizacion. por favor que haya conexión a Internet hermano no nos dejes guindados

Eloisa (Brazil) dijo...

Carles Santasusagna é uma pessoa espetacular, muito corajosa.
Habitou conosco em Brasil numa fazenda no estado de Mato Grosso do Sul nos anos 80. Perdemos o contato e somente agora estamos retomando aos poucos via internet.

Jordi Busqué dijo...

Eloisa, o Carles fala dessa experiencia no livro "Estimats animals". Ja conseguiu contactar com ele? Acho que posso intentar conseguir um contacto se voce quiser.